>

miércoles, 15 de mayo de 2013







06.09.2012 – 07.09.2012
Zaragoza – Paris - Hanoi


Son las 00:00 h, y toda la familia ha venido a despedirnos a la estación de autobuses. Comenzamos una nueva aventura
y estamos ansiosos por llegar a nuestro destino: Vietnam
Esta vez debido a lo intempestivo de la hora no podemos ir en Ave, así que hemos cogido dos billetes de autobús en clase supra  Zaragoza – Madrid (T4). La verdad es que ya habíamos utilizado este tipo de autobuses y hay que decir que son muy espaciosos y comodísimos lo que nos permite ir durmiendo todo el trayecto hasta que a las 04:00 am nos despierta el conductor anunciando nuestra llegada al aeropuerto.
Un autobús nos acerca hasta la T2. Son las 04:30 de la mañana y por fin llegamos a los mostradores de facturación. Nuestro vuelo no sale hasta las 09:45 así que todavía nos quedan unas cuantas horas antes de subir al avión.
Hemos decidido precintar nuestras mochilas por seguridad, es algo que siempre hacemos. La fila es enorme y nos va a llevar bastante tiempo. El operario de turno está sudando la gota gorda, porque no da abasto. Mientras Luis se queda haciendo esperando que le toque el turno para precintar las mochilas,  yo me acerco a los mostradores de la compañía KLM para ir haciendo fila…. Mec …. Error.
Han puesto un punto de control de equipajes antes de acceder a los mostradores y en él a las dos trabajadoras que más puntuación sacaron en el curso avanzado de cómo atender a un cliente siendo borde, rancio y antipático.



Solo permiten un bulto de un máximo de 23kg y punto. Cada bulto extra se cotiza a 100 eurillos del ala…. Así que el que lleve dos maleticas, lo tiene bastante crudo. En ese momento llega un pasajero con dos maletas. Y se la lían parda…. Primero porque no puede viajar con dos bultos. Así que mete como puede todo en una maleta, excepto dos abrigos que tiene que dejar allí en el aeropuerto, porque solo le dejan llevar uno encima. Una vez que consigue cerrar la maleta, le dicen que excede el peso permitido. Así que saca algunas cosas y las mete en el equipaje de mano. Parece que ya por fin lo va a conseguir…. Pues no, ahora van y le dicen la maleta grande excede las medidas y que o paga los 100 € de exceso o no le dejan facturar. …. Impresionante, lo nunca visto. Una cosa es ser estrictos (que lo deben ser), y otra cosa es ser bordes.
Finalmente y después de que el equipaje del pasajero no guardarse ya ningún secreto para nadie de los allí presentes, puede pasar previo pago de los 100€ no sin antes proferir todo tipo de insultos y gritos a tan amable tripulación.
Yo mientras sigo esperando a que llegue Luis. Afortunadamente a nosotros ni nos miran el equipaje, pero visto lo visto podemos decir que tuvimos mucha suerte, porque el baile de ropa interior entre maletas, fue un espectáculo de lo más lamentable.  Luis siempre va justo de peso por el equipo fotográfico, así que yo ya estaba preparada para lo peor. Pero no, nos dedican una amable sonrisa seguido de un “ bienvenidos, pasen al mostrador “ que me dejan… muerrrta.
Facturamos el equipaje directamente a Hanoi ( aunque haremos escala en Paris) y pasamos el control de embarque. Como todavía tenemos unas cuantas horas por delante intentamos dormir un poquito. Si Barajas tiene una asignatura pendiente respecto a otros aeropuertos europeos, es precisamente esta. Que no dispone de espacios cómodos y confortables para la espera y el descanso de los viajeros. Así que lo de dormir es prácticamente imposible. 






08:30 h nos damos nuestro último homenaje gastronómico en forma de bocata de jamón antes de subir al avión.
09:30 h comienza el embarque. Madre mía que cantidad de niños, papás y abuelos. Están todos emocionados, rayando la histeria colectiva…. Y pronto caemos porqué…. Su destino es Eurodisney. Sin dudas, el mejor despertador después de no haber dormido prácticamente nada en toda la noche. 

Por fin en nuestros asientos, nos han adjudicado salida de emergencia así que vamos como auténticos reinones. Coincidimos con una mujer que se ha recorrido medio mundo y nos habla de las maravillas de Vietnam. Qué ganas de llegar ¡!!
12:30 pisamos suelo francés. Solo tenemos 30 minutos para realizar el transfer, cambiar de terminal y pasar los controles de rigor,  así que vamos muy justos de tiempo. Llegamos dos minutos antes de que abran la puerta de embarque y accedemos de los primeros.
Junto a nosotros viaja un asiático, la tripulación le habla en vietnamita y él contesta en un inglés un tanto peculiar…. Un jaleo de conversación.
14:35 h estamos despegando, rumbo a Vietnam ¡!!!. Volamos con Vietnam airlines y tenemos 11 horas de vuelo por delante. Por fin puedo decir que tengo suerte porque me ha tocado una pantalla que funciona. Aunque pronto descubrimos que no hay ni una película en español…. Grrrr…

El avión es muy cómodo, los asientos son muy espaciosos, la comida excelente y la tripulación amabilísima. Eso sí, el pasaje va completo y el viaje se nos hace muy pesado. Llevamos muchas horas danzando y solo podemos dormir a ratos. Pero como no hay mal que 100 años dure, a las 06:30 am hora vietnamita, 00:30 h hora de Madrid pisamos suelo vietnamita. Está muy nublado y el suelo muy mojado, ha estado lloviendo. Como auténticos autómatas bajamos del avión…. Solo queremos llegar al hotel y descansar. Por fin vemos el cartel: ¡Wellcome to Vietnam!…. Bueno no, todavía no, nos quedan los trámites burocráticos y la recogida de equipajes, así que no perdamos más tiempo…..
El visado se gestiona a la llegada. Para obtenerlo es necesario llevar una fotografía tamaño carnet, rellenar un formulario, pagar 25$ ( aunque se puede pagar en € ) y presentar una carta de invitación que hemos tenido que gestionar previamente desde España a través de empresas como vietnamvisapro.com ( coste de la gestión 7€ )
Sin esta carta de invitación no puedes obtener el visado a la llegada y por lo tanto, no podrías entrar en el país.
Una vez estampado el sello de entrada, podemos ir a por nuestro equipaje. Mi mochila sale enseguida, la de Luis se hace de rogar, tanto…. Que no sale. 


Goodmorning Vietnam ¡!! Nos han perdido la mochila de Luis. Entramos en fase mosqueo, que enseguida cambiamos a la de preocupación. No tanto por la ropa porque la llevamos mezclada precisamente por si alguna vez nos pasa esto, si no  porque en ella van todos los cargadores de cámaras, móviles, tablet….
No nos pongamos nerviosos ¡!! Y vayamos por partes. Lo primero es ir a poner la pertinente reclamación. Por lo visto no somos los únicos, aunque enseguida nos tranquilizan. Está localizada, se ha quedado en Paris “mon amour “y mañana la enviarán en el mismo vuelo y nos la harán llegar al hotel donde nos hospedamos. ¡Qué alivio! Nos podemos considerar afortunados, porque al pasajero que tenemos al lado le acaban de decir que no tienen ni idea de dónde puede estar su equipaje.
Después de rellenar y firmar unos cuantos papeles más,  recoger la pertinente indemnización 600.000 VND ( vietnamit dongs  unos 25€ ) y repetir un millón de veces que la mochila tiene que estar en nuestro hotel mañana por la mañana sí o sí porque por la tarde nos vamos de Hanoi hacia la zona de Sapa, al norte de Vietnam,  podemos salir del aeropuerto
Una nube de taxistas se abalanza sobre nosotros. Estamos a 50 minutos de Hanoi y un taxi viene a costar unos 15 – 20 €, pero queremos ir en bus. Sabemos que hay un servicio de la misma compañía Vietnam airlines. Entre todo el tumulto de gente, el chofer nos localiza y nos indica que nos están esperando. Qué control ¡! , confiemos que con la mochila tengan el mismo….
Y por 100.000 VND - 4€ nos dejarán a 3 minutos de nuestro hotel. Llueve a mares y vamos como sardinas en lata dentro del minibús…. Y eso que llevamos una mochila menos…..
Hemos reservado la primera noche de hotel. El único de todo el trayecto, el resto ya iremos viendo sobre la marcha. Está en el distrito comercial de Hoan Kiem, así que el agobio de gente, tráfico, puestos y comerciantes entre gritos y pitidos  es la mejor manera que tienen de decirnos:
¡¡¡ WELLCOME TO VIETNAM ¡!!




6 comentarios:

  1. Sigue siendo de lo más agradable leer vuestras andanzas. En este caso además servirá para recordar lo vivido 2 años atrás (¡¡2 AÑOS YA!! COMO PASA EL TIEMPO).

    Ignoraba que admitiesen euros para pagar el visado. Yo leí que dólares y dólares llevé, no me apetecía discutir con el guardia de inmigración que tiene en su mano el sello que te permite o no pasar a su país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo. Un placer tenerte por aquí !! ;D

      Eliminar
  2. Genial comienzo de viaje...
    Cómo me gusta Vietnam!!!
    besos

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias !!! Disfrutamos mucho y ahora toca devolver toda la información que hemos cogido prestada de sitios como el vuestro. Gracias por visitarnos !!

      Eliminar